Tag Archives: Fail portero

Ruffier se mete un gol en propia puerta al no controlar el balón

Ruffier, portero del St Etienne de Francia, protagonizó uno de los goles más tontos de la jornada al no controlar adecuadamente un balón y metérselo él mismo, dando así el 1 – 0 al PSG que, finalmente, acabó imponiéndose por 2 goles. He aquí el gol tonto de Ruffier:

Portero saca de puerta y manda el balón a corner

El partido de la Liga de Qatar entre El Jaish y Al Rayyan tuvo una escena cómica por parte del portero brasileño de El Jaish, Evanildo. Éste se disponía a sacar de puerta y… lo hace, sólo que el balón se le va tan desviado que lo acababa mandando a córner en contra de su equipo. Con porteros como ése, ¿para qué hacen falta buenos delanteros?


Portero no atrapa balón por alto y se cuela en la portería

Uno de los goles del pasado fin de semana es el que protagonizó el portero omaní Ali Al-Habsi del Wigan Athletic. El Reading lanzaba a puerta pero el balón daba en un defensa y subía al cielo, con la mala pata de que caía próximo a la portería. Entonces, Ali Al-Habsi era incapaz de cogerlo con las manos, se le escapa y acaba en un gol en propia puerta a favor del Reading.


Portero holandés se deja robar el balón al sacar de puerta y le meten gol

Un fallo que nunca puede cometer jamás un portero es dejar que le roben el balón cuando va a sacar de puerta. Se han anotado muchos goles de este modo y los porteros aún siguen cometiendo este fallo infantil. El último en hacerlo ha sido Robin Ruiter del FC Utrecht de Holanda, que le ponía en bandeja el gol al delantero rival:


Candidato a gol estúpido del año en la Liga Árabe

Hay vida más allá del fútbol profesional y lo que puede parecer profesional a veces ni siquiera lo es. Esto último es lo que podría definir a este partido disputado en la Liga Árabe donde se ha visto uno de los goles más estúpidos de los últimos tiempos. El portero atrapaba el balón, lo botaba varias veces para sacar de puerta ante la mirada impasiva del delantero que, llegado el momento, decide meter la pierna y anotar gol. De lo absurdo, lo más absurdo.